Carlos Tünnermann Bernheim

Managua, 31 de julio de 2020

Es para mí un honor participar en este acto inaugural de la Exposición fotográfica con motivo del 60 Aniversario de la fundación de la UCA, que se difunde de manera virtual bajo el acertado título: “La UCA en su 60 Aniversario. Pionera, resiliente, inspiradora”.

Efectivamente, la UCA es pionera no solo porque históricamente le corresponde el sitio de ser la primera Universidad privada del país, creada por Decreto Legislativo N° 518 del 23 de julio de 1960. En marzo de 1961, la Universidad Centroamericana hizo pública su oferta de carreras a la juventud nicaragüense, definiéndose como: “Una Universidad Católica, pero abierta a estudiantes pertenecientes a todos los credos. Una Universidad dirigida por los padres jesuitas, con colaboración de profesores seglares nacionales y extranjeros”. Esta identidad la ha mantenido la UCA en sus sesenta fecundos años de existencia. Su primera oferta académica estuvo compuesta de las carreras de Ingeniería, Administración de Empresas y Derecho. Hoy día es pionera en diferentes campos de investigación: investigaciones históricas, biología molecular, educación, ciencias naturales, municipalismo, etcétera.

Cabe subrayar, que desde sus inicios, la UCA, gracias a donaciones, estableció un fondo para becas. Hoy día la UCA destina la mayor parte de su asignación del 6% estatal, al fondo de becas y otras formas de ayudas para estudiantes de limitados recursos o procedentes de los departamentos. De esta manera, la UCA jamás ha sido una Universidad elitista. La composición de su matrícula demuestra que en ella estudian jóvenes que provienen de los diferentes estratos sociales de nuestra sociedad.

Al contemplar la impresionante colección de fotografías que componen esta exposición virtual, puede constatarse que, lo que hoy es y representa la UCA, es el resultado de los meritorios esfuerzos de los magníficos rectores que han estado al frente de la institución, incluso en tiempos difíciles, enfrentando toda clase de dificultades, desde un terremoto que destruyó sus edificios, hasta presiones políticas, reducciones arbitrarias de su asignación estatal, intimidación policial constante en estos dos últimos años y hasta amenazas de muerte para su actual Rector.

Pese a todo, su serie de rectores jesuitas, comenzando por su Rector fundador, el Padre León Pallais y pasando por las rectorías de los Padres Arturo Díbar, Juan Bautista Arríen, Amando López -cruelmente asesinado en San Salvador-, César Jerez, Xabier Gorostiaga, Eduardo Valdés Barría, la Dra. Mayra Luz Pérez Díaz -la primera mujer laica en presidir la Universidad-, hasta llegar a su actual Rector, el Padre José Idiáquez, todos ellos gracias a la resilencia de la UCA, la institución ha tenido una trayectoria de indudable progreso, hasta ser considerada, según el Consejo Superior de Investigación Científica de España como la mejor universidad de Nicaragua y una de las diez mejores de Centroamérica.

Pero la UCA es también inspiradora , porque en los momentos difíciles, como los que ahora estamos viviendo, ha sabido actuar como corresponde a una auténtica Universidad, es decir, una institución que salva el honor de la academia nicaragüense por mantenerse fiel a sus principios de ser un centro de pensamiento independiente, donde se cultiva el pensamiento crítico, donde se ofrece una educación superior impregnada de valores, plenamente consciente de su compromiso ético y moral con Nicaragua, con su pueblo, con sus docentes y sus estudiantes, siempre al servicio de las causas más nobles y a la promoción de la justicia, la libertad y el respeto a los derechos humanos.

Vayan mis felicitaciones a la UCA, a su Rector Padre Idiáquez, cuya trayectoria nos llena de orgullo a los académicos nicaragüenses, por su fidelidad a los principios y valores antes mencionados, a sus autoridades, a sus docentes y a sus estudiantes, que han estado presentes, en la primera línea, desde los días en que se inició la rebelión cívica y el reclamo nacional por un cambio en Nicaragua, para que nuestra patria recupere su dignidad, sus instituciones democráticas, la justicia y la paz con equidad y libertad.

Entremos a la exposición de la historia de la UCA a través de la historia de Nicaragua.

Muchas gracias.

© Universidad Centroamericana - Managua, Nicaragua.

Créditos